Actualidad

Descubra un repelente natural para perros

Descubra un repelente natural para perros - SantéVet
Artículo publicado el : 24/04/2019

Comparta en :

Para alejar a su propio perro —o a otros— puede usar un repelente. Por supuesto, el objetivo no es provocar lesiones. Para ello, es posible fabricar uno mismo un repelente natural que sea seguro para el animal.

Para alejar a su perro —o a otro que no le pertenece, como los perros vagabundos, los que acostumbran a hacer sus necesidades delante de su puerta cada mañana, o los que están demasiado interesados en alguna de sus plantas— hay varias soluciones. ¡Pero no todas son iguales! Tanto por su falta de eficacia como por los riesgos que pueden suponer para la salud, o incluso para la conducta del animal.

Para repeler a los perros de cualquier zona que se quiera proteger, existen soluciones naturales... Estos repelentes ofrecen la ventaja de ser económicos. Aun así, hay que dosificar bien su preparación. ¡Recuerde que nada funciona al 100%!

El vinagre blanco es un repelente canino natural

El vinagre blanco puede utilizarse en estado puro o diluido en un litro de agua (tibia). Hay que reconocer que, aunque ahora se proclaman sus virtudes para el cuidado del hogar, su olor escuece en las fosas nasales. Así que aún más en las del perro.


El preparado de vinagre blanco se puede utilizar para fregar el suelo o verterse en un pulverizador.

Otra ventaja: el vinagre blanco no suele manchar las superficies.

Los aceites esenciales son repelentes caninos que deben usarse con cuidado

¡Huelen bien! Los aceites esenciales pueden ser eficaces para repeler a los perros, pero hay que usarlos con cuidado.

Se pueden utilizar los aceites esenciales en gotas: aceite esencial de citronela, aceite esencial de lavanda, aceite esencial de limón, menta piperina... siempre de forma diluida.

Se necesitan unas diez gotas de aceite esencial por litro de agua. Todo es cuestión de dosificar bien.

Atención: son frecuentes los envenenamientos de animales de compañía debido a aceites esenciales. Aunque el seguro de salud animal los cubra y reembolse, es mejor evitarlos.

Los aceites esenciales son sustancias que deben utilizarse con cierta prudencia, tanto para el ambiente de la casa como como repelente.

¡Esto es especialmente obvio cuando se utilizan para tratar a los perros y gatos como antiparasitarios! Por ello, es realmente indispensable prestar atención a las recomendaciones del veterinario.

Algunos aceites esenciales, en la forma en que se utilizan, pueden "ser adecuados" para los perros, pero peligrosos para los gatos. Así que hay que tener cuidado. Siempre hay gente a favor en la red, pero lo mejor es hacer caso de las recomendaciones del veterinario.

¿Cómo usar los repelentes naturales para perros?

Es posible vaporizar la mezcla preparada, al igual que la elaborada con aceites esenciales, sobre un trozo de madera, por ejemplo (o un algodón), para impregnarlo del producto y del olor. Luego puede colocarse cerca de la zona que se quiera proteger.

Lejía en polvo, flor de azufre, pimienta, mostaza... ¿Hay que evitarlos?

Al igual que los aceites esenciales, estos productos, dependiendo de la forma en que se diluyan (por ejemplo, en agua con un vaporizador, o bien hechos bolitas y depositados en las zonas que deben protegerse), pueden provocar quemaduras, irritaciones, etc. que precisarán consulta. ¡Prudencia!

¿Los posos del café y el ajo?

Puede espolvorear los posos del café en el jardín, por ejemplo. En el interior, los posos del café pueden colocarse en vasitos. Pero como sucede con todo repelente natural, ¡nada está garantizado!

El ajo (2 dientes aplastados) también puede ser un buen repelente. Hay que machacar el preparado en un litro de agua. Este sistema requiere más tiempo: tardará unas 2 semanas en filtrarse antes de que pueda utilizar la mezcla como vaporización.

Repelentes y alfombras de aprendizaje... ¡no es lo mismo!

Un repelente para perros (o gatos) le permitirá repeler a un animal, ya sea propio o ajeno. Pero recuerde que las recetas milagrosas no existen. Aunque algunas son eficaces, no siempre es así.

En caso de marcados urinarios, no dude en consultar a su veterinario para que determine la causa. Puede deberse a un problema de comportamiento, pero también a una enfermedad cubierta por un seguro de salud animal como el que ofrece SantéVet.

SantéVet
¡Juntos cuidamos de su mascota!

Axa
Le Ilamamos GRATIS

Nuestros asesores están a su disposición.

SantéVet Web Call Back