Actualidad

El lirio de los valles: una planta peligrosa

El lirio de los valles: una planta peligrosa - SantéVet
Artículo publicado el : 24/04/2019

Comparta en :

El lirio de los valles es una planta considerada "amuleto de la suerte". Sin embargo, es una de las que presenta riesgos de intoxicación en caso que los perros o gatos la ingieran. El tema es que el lirio de los valles parece inofensivo, pero debemos tener cuidado con nuestras mascotas.

A pesar de sus campanillas blancas y sus hermosas hojas verdes, el lirio de los valles es una planta que puede ser peligrosa tanto para los perros —en primer lugar— como para los gatos y los NAC (nuevos animales de compañía).

Los centros de control de envenenamientos veterinarios reciben muchas llamadas el 1 de mayo, fecha en la que esta planta es muy popular.

El lirio de los valles, perteneciente a la familia de las liliáceas, contiene sustancias que pueden causar envenenamiento, incluso de carácter mortal.

Por supuesto, como con cualquier forma de envenenamiento, el seguro de salud animal sufraga los gastos veterinarios y reembolsa las facturas en función de la fórmula elegida (consulta, tratamiento, curas y, en el peor de los casos, hospitalización). Pero como dice el dicho: "¡Más vale prevenir!".

Toda la planta del lirio es peligrosa, tanto fresca como seca.

El "problema" del lirio de los valles es que su toxicidad afecta a toda la planta (flores, hojas, tallos).

El lirio de los valles, ya esté en la tierra, en maceta o en jarrón, es siempre peligroso. ¡Incluso una vez seco! El agua que lo baña cuando se coloca en jarrones también es tóxica.

Por ello, es aconsejable mantenerlo fuera del alcance de los animales domésticos. Y evitar que los animales beban el agua que lo haya bañado.

Los primeros signos de intoxicación pueden aparecer entre 15 minutos y 6 horas después de la ingesta.

Después de la "masticación" de las hojas o de la ingestión de toda o parte de la planta —y dependiendo de la cantidad ingerida y del peso del animal— se observa, en particular:

  • • Irritación de las mucosas bucales, esofágicas e incluso gástricas.
  • • Un posible aumento de la micción, debido a su acción diurética.
  • • Los problemas cardíacos suelen ser los últimos en aparecer.

¡Un solo ramillete de lirio de los valles puede ser tóxico!

Pueden levantar sospechas, entre otras cosas, la anorexia, la diarrea, los vómitos, los temblores, las convulsiones...

Sin embargo, hay que observar al perro, gato o NAC en el momento justo, lo cual no siempre es fácil. Además, estos síntomas no son exclusivos de la intoxicación causada por el lirio de los valles.

La dosis tóxica no se conoce con exactitud, pero un solo ramillete de lirio puede causar trastornos.

En caso de duda, es necesario consultar al veterinario habitual o a una clínica de urgencias.

No hay que forzar al animal a comer ni beber nada ni intentar que vomite.

Si se trata a tiempo, este problema tiene "buen pronóstico". Aunque la desaparición de los trastornos provocados puede tardar un tiempo.

SantéVet
¡Juntos cuidamos de su mascota!

Axa
Le Ilamamos GRATIS

Nuestros asesores están a su disposición.

SantéVet Web Call Back