Actualidad

La gastroenteritis en perros y gatos

Artículo publicado el : 23/04/2020

Comparta en :

La gastroenteritis es uno de los trastornos más frecuentes en perros y gatos. Suele cursar con vómitos y diarrea. Sin embargo, estos signos clínicos no son exclusivos de esta patología. ¿Qué tenemos que hacer si nuestra mascota empieza con estos signos? ¿Podemos diferenciarla de otras patologías? ¿Podemos prevenirla?

Estamos acostumbrados a lidiar con la gastroenteritis pero quizá no sabemos que afecta también a los animales. Ellos también la pueden padecer. Podemos pensar que los vómitos y la diarrea son exclusivos de una gastroenteritis pero esto no es cierto. Existen otras patologías, de gravedad variable,en las cuales se pueden dar estos síntomas.

¿Cuándo hablamos de gastroenteritis en perros y gatos?

La gastroenteritis es un término muy inespecífico que simplemente indica que existe una inflamación de la mucosa del estómago y/o del intestino delgado y que provoca vómitos o diarrea.  Su presentación es más frecuente en perros que en gatos.

¿Qué causa la gastroenteritis?

La gastroenteritis puede tener varias causas. En perros, la causa más probable es la ingestión de algo en mal estado. Otras causas podrían ser una intoxicación o una ingestión de cuerpo extraño. Todos sabemos que un perro suele estar olisqueando el suelo durante los paseos y es mucho más propenso que el gato a ingerir todo lo que esté a su alcance. Es muy raro que un gato sea una “aspirador”, como lo es el perro, así que la mayoría de las veces habrá que buscar otras causas para su gastroenteritis.

No siempre es fácil determinar con precisión el origen de una diarrea o un vómito en un animal así que siempre es mejor acudir al veterinario que es el único capacitado para hacer un diagnóstico y mandar el tratamiento adecuado.

Algunos perros no tienen problema en tomar su medicación

Gastroenteritis en mascotas: no hay realmente una temporada

En cualquier época del año un gato o un perro puede manifestar vómitos o diarrea. No son síntomas estacionales.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la gastroenteritis en animales?

De forma muy general, si hay presencia de vómitos hablaremos de gastritis y si son acompañados de diarrea (enteritis) estaremos ante una gastroenteritis. Al igual que en las personas, este proceso se suele caracterizar también por un estado de debilidad,  letargo, dolor abdominal y una disminución o incluso una pérdida de apetito.

Si damos a nuestro compañero canino o felino una chuche que normalmente le entusiasma, y no le hace caso, es indicativo de que algo no va bien. La falta de apetito es un motivo suficiente para plantearse una visita al veterinario.

No es habitual un gato con esta actitud en el veterinario. Algo grave está pasando.

¡No confundas regurgitación y vómitos!

Las regurgitaciones no deben confundirse con vómitos. En el caso de una regurgitación, el contenido se evacúa pasivamente.  Este es el caso de un perro que ha bebido un sorbo de agua demasiado rápido y regurgita un poco de agua sin esfuerzo.

En caso de vómitos, el contenido se evacúa activamente y el animal tiene contracciones abdominales.  El alimento puede ser parcial o totalmente digerido.  Los vómitos (pueden aparecer varias horas después de la comida) pueden ir acompañados de bilis u otro contenido estomacal de forma líquida. En gatos, la ingestión de pelo al asearse, provoca la formación de bolas de pelo (tricobezoares) que son eliminados a veces mediante el vómito.

El vómito se acompaña de contracciones abdominales; las regurgitaciones tienen lugar sin esfuerzo.

¿Cuándo tienes que consultar rápidamente al veterinario?

Como norma general, en cualquier situación que se salga de lo habitual, tienes que preocuparte si los síntomas persisten y si no hay una mejoría rápida.

Pero también, por supuesto, si hay un deterioro de la condición general del animal, o una aparición de otros síntomas. Por ejemplo, la presencia de sangre en vómitos o heces (o heces de color negro), fiebre, dolor abdominal… Una consulta veterinaria sin demora es obligatoria.

Imagen de perro decaído, un síntoma de que algo no va bien.

¿Qué tratamiento para combatir la gastroenteritis en mascotas?

El veterinario es el único especialista capacitado para explorar, diagnosticar y tratar a tu mascota. Una vez que el veterinario haya examinado a su paciente, podrá decidir, si lo precisa, más pruebas que le ayudarán a llegar a su diagnóstico definitivo. Es posible que pueda requerir realizar radiografías, ecografías, análisis de sangre, coprológico…

También es posible que pueda decidir ingresar a tu animal, quizá sólo para un tratamiento médico o quizá precise alguna cirugía o endoscopia…Necesitará también tratamiento médico para administrar en su casa.

Todos estos gastos son reembolsados por el seguro de salud animal SantéVet. Tu veterinario te indicará también cuáles son las pautas alimentarias que tendrás que respetar durante la convalecencia de tu perro o gato.

¿Existen medidas preventivas?

A continuación te damos algunos buenos consejos :

  • Asegúrate de que tu perro no se coma todo lo que encuentra fuera. Algunas razas de perro son mucho más propensas que otras a “aspirar” todo lo que se cruza por su camino. También es más probable la ingestión de cuerpos extraños por animales jóvenes.
  • Es más difícil controlar lo que come un gato que tiene acceso al exterior. Pregunta a tu veterinario, quizá será necesario desparasitarlo con mayor frecuencia.
  • Los cambios de dieta tienen que ser de forma gradual. Aunque algunos perros y gatos experimentan este cambio sin problemas, otros más sensibles pueden mostrar trastornos digestivos.
  • Una vacunación regular contra las principales enfermedades, incluida la parvovirosis, es recomendable.
  • Las desparasitaciones internas y externas regulares, siguiendo las pautas de tu veterinario, protegen a tu mascota de problemas intestinales (las pulgas pueden ser responsables de la transmisión del gusano Dipylidium). Recuerda que los gastos veterinarios de vacunas y desparasitaciones se reembolsan con el bono de prevención de la fórmula Premium de SantéVet.
  • La prevención te concierne también a ti. Tendrás que respetar unas normas de higiene básicas : no le des tu plato para lamer al perro o al gato, lávate las manos después de tocar o jugar con tu mascota, no dejes que te lama la cara...

SantéVet
¡Juntos cuidamos de su mascota!

Axa
Le Ilamamos GRATIS

Nuestros asesores están a su disposición.

SantéVet Web Call Back