Cómo elegir el mejor seguro veterinario para tu perro

Quizás no lo sepan muchos propietarios de perro, pero contratar un seguro de salud animal puede ahorrarles muchos disgustos y tener al alcance numerosos servicios veterinarios que son necesarios para garantizar que la mascota esté sana y atendida. El trámite para formalizar una póliza de salud para tu perro puede ser relativamente sencillo y cómodo y permite que los gastos veterinarios sean asumidos de una manera más racional.

Contratar un seguro de salud animal para mi perro
La salud de tu perro | SantéVet - SantéVet

¿Por qué contratar un seguro para tu perro?

Cuando hemos meditado bien la decisión de tener un perro, nos van a surgir una serie de dudas: tendremos que saber qué tipo de animal se adecua mejor a nuestra forma de vida (tamaño, edad, sexo, carácter…) y cuáles son las necesidades que va a tener para que podamos proporcionarle una vida feliz y saludable. Además, es importante que conozcamos que existe una normativa que hace referencia a la tenencia de animales de compañía y ello nos obligará al cumplimiento de esta.

El Seguro de responsabilidad Civil no cubre la salud de tu perro.
El Seguro de responsabilidad civil garantiza que los daños causados por nuestro perro a personas, animales u objetos inmuebles queden cubiertos (seguro a terceros).
Es obligatorio contratarlo las razas de perro potencialmente peligrosas (PPP), ya que las características morfológicas de éstos (potencia de mandíbula, fuerte musculatura, cabeza voluminosa, perímetro torácico, mandíbula grande entre otras), motivan que puedan causar lesiones de gravedad. Se puede consultar el listado de razas PPP en España en el Real Decreto 287/2002.

No obstante, en algunas Comunidades la obligatoriedad de contratar este tipo de seguro se hace extensible para todas las razas.


Este seguro no ofrece cobertura si nuestra mascota enferma o sufre un accidente y en medicina veterinaria, no existe una asistencia de sanidad pública a la que podamos recurrir en caso de necesidad. Por ello, se crearon los seguros de salud animal.
En referencia a todo lo relacionado con la salud de nuestro perro, la mejor opción para garantizar una buena asistencia veterinaria y proporcionarnos la tranquilidad de poder financiar los gastos veterinarios es contratar un seguro de salud.


¿Seremos capaces de afrontar el coste que tenga llevar a mi perro un día festivo a un centro de urgencias 24 H tras un accidente sufrido en el parque?


Tener asegurado a nuestro perro con una póliza de salud animal, puede hacer que un accidente fortuito mientras paseamos con él por la calle o en el parque, nos proporcione la tranquilidad de poder hacer frente a una serie de gastos con los que no contábamos, desde una consulta en horario de urgencia por una intoxicación, una radiografía para detectar una fractura por una caída o incluso una intervención quirúrgica para reparar lesiones tras un atropello y además necesiten ser ingresados para su monitorización en el hospital.

¿Puedo utilizar el seguro de salud de mi perro en el tratamiento de una enfermedad crónica?

Además de las enfermedades más leves como una diarrea o una traqueítis, nuestro cachorro también puede sufrir gastroenteritis por ingerir algo que no debe en la calle, heridas por mordedura jugando con otros perros, alergias, caídas...y más adelante como ocurre en los humanos, se pueden presentar patologías que requieran de un tratamiento mantenido en el tiempo, con gastos de farmacia, que muchas veces precisan de técnicas de diagnóstico costosas(un TAC, una resonancia magnética) .Estas enfermedades crónicas son las que suponen mayor coste a lo largo de la vida de nuestro perro. De un buen diagnóstico y de un tratamiento adecuado, dependerá que nuestro compañero disfrute de una buena calidad de vida.

 

¿Son caros los seguros de salud animal para perros?


Cuando vayamos a contratar un seguro de salud para nuestro perro, no hagamos nuestra elección fijándonos sólo en el seguro más barato. Existen posibilidades de contratar un seguro muy completo, que nos ofrezca cobertura en muchos servicios y resulte muy rentable, aunque la cuota que paguemos sea algo más elevada a priori.
Recomendamos que la contratación del seguro de salud se realice cuanto antes. A medida que nuestro perro vaya teniendo más edad, la probabilidad de que aparezcan enfermedades es mayor y estará sujeto a períodos de carencia que impedirán la cobertura de los gastos derivados de las mismas.
Existen seguros que ofrecen diferentes fórmulas, por las que pagaremos diferentes cuotas, con distinta cobertura y pueden ofrecer la posibilidad de cambiar de una a otra para ampliar los servicios prestados.
Es muy importante fijarse bien en las condiciones generales y particulares que incluya el contrato. Lo normal es que existan periodos de carencia, franquicias y exclusiones. Por ello dependiendo del tipo de perro que tengamos, su edad, su entorno y nuestras posibilidades económicas, la decisión de contratar un seguro de salud u otro debe ser estudiada con detenimiento.

 

¿Cuál es el mejor seguro de salud para mi perro?

A la hora de elegir el mejor seguro de salud para nuestro perro, tendremos que fijarnos en varios aspectos:

 

  • Edad

Elijamos un seguro de salud animal que preste atención sanitaria a mi mascota durante toda la vida.
La edad, porque existen compañías de seguros que rescinden la cobertura cuando el animal se hace mayor y es entonces cuando habrá mayor probabilidad de tener gastos en tratamientos de enfermedades crónicas. Si hemos adoptado un cachorro de poca edad (recomendamos hacerlo a partir de los dos meses como mínimo), no encontraremos muchas ofertas de seguros que ofrezcan garantía sanitaria a estos animales tan jóvenes. Lo deseable es poder asegurarlo desde los 2 meses de edad.

  • Raza

Elijamos un seguro de salud animal que no excluya a mi perro por raza o actividad.
La raza y actividad de nuestro perro puede ser un factor limitante para poder contratar un seguro de salud. Algunas compañías estiman alto el riesgo de siniestralidad de ciertas razas por su actividad (perros de caza, pastoreo, vigilancia…) o por pertenecer a una raza potencialmente peligrosa (PPP) y por ello es importante que nos fijemos si nuestro animal está excluido por ello.

  • Cuadro médico veterinario y centros que prestan asistencia.

Elijamos un seguro de salud animal que me ofrezca libertad de elección de clínicas y de especialistas veterinarios.
El cuadro veterinario que ofrece el seguro no debería ser limitado. Poder acceder con plena libertad, permite que elijamos la clínica que más nos convenga por proximidad, por confianza y a su vez que nuestro veterinario pueda remitir a los especialistas para disponer de una segunda opinión que es vital para un buen diagnóstico y tratamiento de nuestra mascota. La existencia de un Centro de atención 24 horas al que poder acudir en caso de urgencia o accidente es fundamental. Algunas compañías de seguros trabajan sólo con clínicas concertadas y ello nos limitará las opciones.

  • Asistencia en el extranjero.

Lo deseable sería que la asistencia veterinaria estuviera garantizada si nos encontramos de viaje fuera de nuestra ciudad o de nuestro país. Durante las vacaciones suele ser muy
frecuente que nuestro perro pueda tener una gastroenteritis por cambios en sus hábitos alimenticios o en su actividad.

  • Máxima cobertura de servicios veterinarios.

Elijamos un seguro de salud animal que ofrezca la máxima cobertura sanitaria.
Un seguro de salud completo debería incluir asistencia sanitaria en caso de enfermedad, de accidente y proporcionar además prevención.
El seguro de salud idóneo es el que asume la cobertura de casi la totalidad de actos clínicos que puedan necesitar nuestro perro, como son los tratamientos veterinarios de enfermedades(recibidos en la clínica veterinaria y comprados en la farmacia), pruebas diagnósticas(analíticas, radiografías, ecografías, electrocardiogramas, ecocardiografías, TAC, resonancia magnética), rehabilitación, limpiezas de boca, laserterapia, cirugías o incluso ingresos hospitalarios, independientemente de dónde se realicen y el coste que tengan.


La modalidad de Prevención como parte de los servicios que pueda ofrecer un seguro es muy interesante para el propietario de una mascota que convive dentro de un hogar.
Tenemos que pensar que nuestro perro va a requerir un tratamiento preventivo durante toda la vida a través de la vacunación y desparasitación. Para asegurar su salud y la de su entorno, incluyendo la de todos los miembros que conviven con él, es fundamental que sigamos la recomendación de nuestros veterinarios cumpliendo su protocolo de vacunación y de desparasitaciones internas y externas. Ello evitará que sea susceptible de contraer muchas enfermedades, algunas transmisibles a los humanos.
Su salud es nuestra salud…

  • Facilidad y rapidez en los trámites

Es muy importante poder tramitar rápidamente las solicitudes, cómodamente y de forma sencilla y tener además la posibilidad de contactar con profesionales que nos puedan informar y asesorar sobre diferentes aspectos de la salud de nuestro perro.
La opinión de nuestro veterinario es fundamental y su experiencia nos podrá ayudar en elegir qué modalidad de seguro es la más aconsejable. Pero sin duda, un seguro de salud animal es la mejor inversión si queremos disfrutar plenamente de nuestro compañero perruno durante lo que espero sea una longeva vida…
 

Sobre el autor

Paz Belinchón