Razas PPP, reglamentación y obligaciones en España por comunidades

La Ley 50/99, de 23 de diciembre, sobre el Régimen Jurídico de la Tenencia de Animales Potencialmente Peligrosos establece una serie de pautas de conducta para mantener la seguridad de personas, bienes y otros animales. ¿Qué dice la normativa? Básicamente, identifica ciertas razas caninas como peligrosas y recomienda su adiestramiento.

Razas de perro consideradas peligrosas
Perros PPP - 123RF

Un vistazo a la ley de perros potencialmente peligrosos

La Ley 50/99 fue promulgada para identificar razas caninas potencialmente peligrosas (razas "PPP"). Los legisladores afirman que, por sus características morfológicas y genéticas, ejemplares de ciertas razas podrían llegar a ser peligrosos si no se cumple con unas pautas de adiestramiento y comportamiento por parte de los propietarios.

Razas consideradas "PPP"

Las razas de perros peligrosos que, reglamentariamente, se identifican en esta ley son las siguientes:

  • Tosa inu
  • Akita inu
  • Rottweiler
  • Fila brasileiro
  • Dogo argentino
  • American pitbull terrier
  • Staffordshire pitbull terrier
  • American staffordshire terrier

En el Anexo I de la norma se establece que todas estas razas de perros son animales potencialmente peligrosos porque concuerdan con una o varias de las siguientes descripciones:

  • Cuello ancho y musculoso.
  • Aspecto poderoso y configuración atlética.
  • Estructura corporal robusta, ancha y profunda.
  • Vigor, agilidad y resistencia propia de un cuerpo ancho, musculoso y corto.
  • Altura entre 50 y 70 centímetros con estructura robusta, ancha y profunda.
  • Cuello ancho, grande y profundo con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Pecho macizo, ancho, grande y profundo con costillas arqueadas y lomo musculado y corto.
  • Razas de perros potencialmente peligrosos con cabeza voluminosa, cuboide y robusta, cráneo ancho y grande, y mejillas musculosas y abombadas.
  • Pelo corto y mandíbulas grandes y fuertes. La cabeza es voluminosa, cuboide y robusta con un cráneo ancho y grande, y unas mejillas musculosas y abombadas.
  • Perímetro del tórax entre 60 y 80 centímetros. Tienen el pecho macizo, cuello ancho, grande, musculoso y profundo; además de costillas arqueadas y lomo muscular corto.

Esta normativa no se aplica a perros de asistencia o perros guía adiestrados y acreditados en centros oficialmente reconocidos.

 

Requisitos para la tenencia de uno de estos canes

Es obligatorio la obtención de una licencia administrativa que certifique que la persona cubre el perfil adecuado. Adicionalmente, es necesario que se establezcan las condiciones legales apropiadas:

  • Ser mayor de edad y disponer de aptitud psicológica y capacidad física para la tenencia de este tipo de animales.
  • No haber sido condenado por delitos de lesiones, torturas u homicidio; delitos contra la integridad moral, la libertad o la salud pública; delitos por asociación con bandas armadas; narcotráfico; entre otros. Además, el dueño no debe haber sido privado del derecho de tenencia por resolución judicial.
  • Tampoco debe haber sido sancionado por infracciones graves o muy graves según el tercer apartado del artículo 13 de la Ley 50/99.
  • Formalizar un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros con una cobertura mínima de 120 000 euros.
  • Aprobar un examen físico y psicológico que acredite la capacidad auditiva, visual, del sistema neurológico y locomotor del ciudadano.
  • Obtener una licencia (renovable cada cinco años, siempre que el titular no deje de cumplir uno o varios de los puntos anteriores).

¿Qué normativa se debe cumplir?

Será necesario también que el dueño siga una serie de medidas y normas de seguridad reglamentarias; y que se establezcan ciertas condiciones para tener en casa algún ejemplar que esté dentro de la lista de razas PPP:

  • La utilización de bozal en espacios públicos será obligatoria en todos los casos.
  • La persona a cargo del animal debe disponer de la licencia para la tenencia del perro, así como su inscripción en el registro municipal.
  • No podrá utilizar correas extensibles o de una longitud mayor a dos metros cuando lo lleve de paseo.
  • Queda prohibido que estos animales no estén atados o dentro de un espacio delimitado y cerrado.
  • No pasear a dos perros considerados potencialmente peligrosos a la vez por una misma persona.
  • La pérdida o el robo del animal debe comunicarse al registro municipal en un plazo máximo de 48 horas.

El incumplimiento de cualquiera de los puntos anteriores conllevará una sanción monetaria que variará según la gravedad y que podría suponer, además, el decomiso del animal.

Algunas diferencias según Comunidades Autónomas

Hay algunos matices y particularidades a tener en cuenta dependiendo de la Comunidad Autónoma de residencia:

  • En Extremadura son considerados PPP, además de las razas ya expuestas, el bullmastiff, el dogo de Burdeos, el dóberman, el mastín napolitano y el presa canario.
  • En La Rioja, la ordenanza municipal de Logroño extiende la lista nacional añadiendo al dogo de Burdeos, mastín napolitano, presa canario, dogo del Tíbet, presa mallorquín y Dóberman.
  • En la Comunidad Valenciana, además de las razas de la lista nacional, consideran PPP al presa mallorquín, presa canario, pit bull terrier, dogo argentino, dóberman y mastín napolitano.
  • Galicia amplía su lista hasta las 15 razas añadiendo al dóberman, bullmastiff, presa canario, mastín napolitano, dogo del Tíbet, presa mallorquín y dogo de Burdeos. Incluye también a los perros que hayan tenido algún episodio de ataque a personas y los perros adiestrados para guardia y defensa.
  • En Andalucía se incrementa la cobertura de seguro hasta 175 000 euros por siniestro.

La necesidad de la tenencia de un seguro de responsabilidad civil

Mientras que la contratación de un seguro de responsabilidad civil es recomendable (aunque opcional) para otras razas de canes; para los considerados de raza PPP es obligatorio.

Será imprescindible que el perro disponga de microchip y presentar el DNI o NIE, ya que, para este tipo de pólizas, no se suele aceptar el pasaporte.

El seguro cubrirá los daños que se puedan causar a terceros y las multas por incumplir la normativa. Estas sanciones pueden variar desde los 150 euros (faltas leves) hasta los 15 000 euros (faltas más graves).

 

En SantéVet, puedes añadir el seguro de Responsabilidad Civil en cualquiera de las tres fórmulas de seguro veterinario y obtener una cobertura de hasta 200.000 € en caso de daños materiales o corporales de tu mascota a terceros 

 

En el precio del seguro no se suele hacer distinción de raza. Sin embargo, sí se tendrán en cuenta las particularidades que haya establecido la Comunidad Autónoma.

Próximos cambios en la ley

El Gobierno tiene previsto cambiar la Ley 50/99, de forma que se realizaría la evaluación individual de cada uno de los canes sin tener en cuenta la raza concreta con la que ha nacido.

Con este cambio se pretende establecer un mecanismo de validación en función del comportamiento de cada animal, además de ordenar que, aquellos animales que necesiten un manejo especial, sean educados con determinadas técnicas para optimizar y mejorar su comportamiento.

Según la Real Sociedad Canina Española, si se elimina la actual lista de razas PPP, dejarían de ser considerados como peligrosos más de 100 000 perros en toda España. La modificación del reglamento ha sido valorada positivamente por la organización porque evitaría la estigmatización del dueño y del animal.

También se ha previsto intentar homogeneizar las 17 normativas autonómicas que existen hasta ahora, esto para crear un marco de actuación común.

Además, se ha hablado de implantar un Registro Nacional de Profesionales del Comportamiento y Educación Canina para que los clientes puedan acceder a sus servicios con garantía.

Sobre el autor

Vanessa Galán