¿Cómo alimentar a mi gato? (pienso, paté, comida casera, crudos...)

Adoptar un gato para la familia viene con responsabilidades, como asegurarle una alimentación completa con las vitaminas y minerales que necesita para desarrollarse a plenitud. Pero, con tantas opciones de comidas para gatos, ¿cómo encontrar la ideal? Comprendiendo que no todas las razas, tamaños y edades tienen los mismos requerimientos nutricionales.

Alimentación para gatos
Cómo diseñar una dieta equilibrada para gatos - 123RF

 

Dentro de los alimentos comerciales para gatos, hay diferentes variedades por las que puedes optar. Veamos algunos ejemplos:

Alimento seco

Esta es la comida para gatos más popular porque dura muchos meses y es fácil de encontrar. Se trata de croquetas que contienen todo lo necesario para tu minino.

Hay una gran variedad de marcas, diferentes mezclas de proteínas de origen animal (carne o pescado) y formatos enriquecidos con vitaminas y minerales.

Incluso hay pienso seco específico por razas o por el estado de salud del animal. Volveremos a este tema más adelante.

Comida húmeda para gatos

¡La preferida de los mininos! Generalmente, viene en unidades que cubren las necesidades alimentarias diarias de las mascotas. Vale destacar que duran menos que la comida seca.

La comida húmeda puede venir en diferentes texturas: mousse, paté o trozos de carne o pescado con salsa o crema. La puedes encontrar de varios sabores, con proteínas de origen vegetal, etc.

Comida casera

Una alternativa cada vez más popular. En la actualidad, hay personas alimentando a su gato con huevo o carne, proteínas de origen vegetal y algún suplemento vitamínico.

Para que la comida casera funcione, es importante contar con supervisión veterinaria, ya que, de lo contrario, puede provocarle al gato problemas de salud por un déficit de nutrientes.

Carne cruda

Hay muchos dueños que deciden darle alimento crudo a su gato. Sin embargo, no es la mejor opción. Los expertos no han encontrado evidencias de que esta alimentación sea más beneficiosa para el animal. Además, la carne o pescado crudo suele tener bacterias y parásitos dañinos para los animales, como la salmonella, E. coli y listeria.

Comidas especiales para gatos: ¿en qué casos se recomiendan?

Ahora que ya conoces los distintos tipos de comida para gatos, es momento de ahondar en esos alimentos gatunos que se ajustan a las necesidades especiales de cada animal:

Para gatos esterilizados y el control de bolas de pelo

Es posible que haya un pienso específico para cubrir las necesidades nutricionales de tu gato. Algunos alimentos de supermercado han sido diseñados para gatos esterilizados. Y es que, estas mascotas necesitan una comida ligera porque tienden a engordar con el tiempo.

Hay otros piensos y comidas específicas para gatos. Allá fuera, encontrarás presentaciones para:

  • Control de las bolas de pelo.
  • Gatos con pelo largo o medio.
  • Felinos con dificultad digestiva.
  • Mascotas con problemas urinarios.

Como ves, estos alimentos para gatos están pensados para mejorar la calidad de vida del animal.

Estos alimentos podrían no ser lo suficientemente nutritivos para animales con algún problema de salud. Si tu gato tiene alguna patología, debes consultar con tu veterinario para saber cuál es la mejor opción.

 

Para gatos con afecciones y enfermedades veterinarias

En este bloque entran los alimentos que se prescriben a gatos con alguna patología previa. Por regla general, solo se encuentran en centros veterinarios y tiendas especializadas, no en supermercados.

Dentro de los distintos tipos de alimentos de dieta veterinaria más comunes, encontrarás.

  • Comida gastrointestinal. Recomendada para gatos con problemas intestinales. La flora de estos felinos es muy frágil, por lo que cualquier cambio de dieta, estrés o bacteria podría provocar un problema intestinal serio. Se trata de un alimento que favorece la digestión y la asimilación de nutrientes.
  • Comida hipoalergénica. Especialmente diseñada para evitar reacciones alérgicas o intolerancias alimentarias, e incluso enfermedades inflamatorias crónicas del tracto intestinal.
  • Comida para la pérdida de peso. Indicada para felinos con sobrepeso u obesidad. Es una comida muy baja en calorías. Mantener el control de peso de tu mascota es muy importante porque esos gramos adicionales suelen provocar problemas con el tiempo.
  • Comida para problemas cardiovasculares. Creada para gatos con insuficiencia cardíaca o hepática. Ayuda a mejorar la función de sus órganos.
  • Comida para problemas de tracto urinario o renales. Los riñones y el hígado suelen ser foco de problemas en los gatos. Este tipo de alimentos les ayuda a eliminar los cristales y cálculos renales, y a mantener la función de los riñones (en casos de insuficiencia crónica).

Hay muchas marcas de comida para gatos para comprar en Amazon, en las tiendas veterinarias o supermercados; como Royal Canin, Nature's Variety (True Instinct), Purina, Hill's, etc. Lo importante, más que la marca, es que puedas ofrecerle a tu gato un alimento de alta calidad, es decir, que contenga las calorías, nutrientes, vitaminas y minerales que necesita.

 

¿Cómo crear una dieta equilibrada para tu gato?

La mejor forma de diseñar una dieta equilibrada que incluya todas las vitaminas y nutrientes que tu mascota necesita es fijarse en ciertos elementos, como la edad, la raza, el pelaje o el tamaño.

Edad

Este es el primer factor de importancia a la hora de comprarle alimento a tu minino. Por regla general, todos los piensos tienen variantes específicas por edades, ya que las necesidades de un gatito no son las mismas que las de un gato adulto.

Peso

Otro factor a tener en cuenta es el peso del gato. Los empaques de comida para felinos suelen venir con indicaciones que te permitirán calcular la cantidad adecuada para cada comida según el peso en kilogramos de la mascota.

Recomendaciones generales

  • Para los gatos menores de un año. La alimentación de los gatitos es muy especial porque requieren un mayor aporte de proteínas y nutrientes. Hasta los tres meses, los gatos beben solo leche materna. Después, habría que introducir alimentos sólidos (tres o cuatro raciones diarias) que sean fáciles de digerir.
  • Para los gatos adultos de uno a diez años. Un gato adulto no necesita tanta energía, todo lo contrario. Tanto es así que el dueño debe controlar las calorías que ingiere, sobre todo si está esterilizado. Lo ideal es darle dos comidas al día de 30 a 70 gramos según su tamaño.
  • Para los gatos de diez años en adelante. Los gatos de edad avanzada necesitan comer menos calorías porque su actividad física es menor. Sin embargo, necesitan más vitaminas y antioxidantes para retrasar el envejecimiento.

¿Quieres saber más sobre el mundo gatuno? Visita nuestra sección de actualidad animal

Sobre el autor

Vanessa Galán