¿Cómo evitar los nudos en el pelaje de mi gato?

Acicalarse es algo natural en la vida de tu gato. Pero, en ocasiones, ni siquiera sus cuidados diarios evitan nudos y enredos en el pelaje. ¿Sabías que esto, más que un problema estético, puede convertirse en un riesgo para su salud? Te decimos cómo evitar la formación de nudos y otros problemas con el pelaje de los mininos.

Eliminar el pelo muerto de tu gato
Cuidar el pelaje de tu gato - 123RF

Problemas con el pelo de mi gato

Si tu gato tiene el pelo semilargo o largo, es normal que se enrede con facilidad. Los nudos, lamentablemente, son una verdadera molestia para los felinos, ya que, al intentar acicalarse, se lastiman a sí mismos. Como resultado, dejan de lamerse para evitar el dolor.

Por ello, es muy importante detectar el nudo a tiempo. Examina con lupa las zonas de roce (como las axilas, entre las patas traseras, detrás de las orejas o debajo de la barbilla): estos son los lugares más susceptibles a la aparición de nudos.

Piensa que, de no detectar y quitar los nudos a tiempo, el enredo se agravará formando grandes placas que se extienden sobre la piel. Esto puede ocasionar graves problemas de salud en los gatos, además de dolor e irritaciones. Incluso cuando el gato se mueve, provoca tirones que lo lastiman.

Si el nudo no puede deshacerse, se tendrá que recurrir a una medida extrema: rasurar completamente al gatito con asistencia de un veterinario y sedación total.

Las temidas bolas de pelo

Cuando los gatos se acicalan, tragan pelo suelto. Por lo general, estos pelos se unen al tránsito intestinal, del que debería ser expulsado sin problemas. Sin embargo, los felinos suelen ingerir una mayor cantidad de pelo muerto durante la época de muda, formando así las tan temidas bolas de pelo.

Los tricobezoares (o bolas de pelo) son cúmulos de pelo muerto mezclados con sustancias mucosas que se segregan en el aparato digestivo del minino. Normalmente, para eliminar las bolas de forma natural, el gato las regurgita o vomita. También se eliminan a través de las heces.

Muchos gatos pueden sufrir complicaciones por las bolas de pelo, en especial si no se expulsan apropiadamente. La acumulación de pelo muerto puede llegar a producir una oclusión intestinal que, en el peor de los casos, ameritaría una intervención quirúrgica.

Si tu gato se muestra inapetente, apático, pierde peso, vomita persistentemente, sufre de arcadas o dolor abdominal; podría tener una obstrucción intestinal. ¡Acude a tu veterinario de inmediato!

 

¿Cómo cuidar el pelo de mi gato?

La prevención es la mejor estrategia al momento de enfrentar todos los problemas que provienen del pelaje de tu minino. Ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Cepilla el pelo para prevenir los enredos

La rutina de cuidados es muy importante. Puedes complementar el acicalamiento felino con un buen cepillado. Lo ideal es acostumbrarlo desde sus primeras etapas. Cuando los gatos envejecen, necesitan un extra de ayuda con el acicalamiento. Si se acostumbra desde que es un gatito, será mucho más fácil intervenir en el proceso.

Cada vez que cepillas a tu gato, ayudas a desenredar los nudos de pelo de las capas superficiales. Esto servirá para prevenir los enredos. El cepillo también arrastra los pelos muertos, lo que limita su ingesta y la formación de bolas de pelo.

Si tu gato tiene el pelo largo, debes cepillarlo todos los días por al menos cinco minutos.

Elegir las herramientas apropiadas para su aseo también es clave. Los cepillos tipo rastrillos o de cerdas cortas son ideales en estos casos. También se recomiendan los peines de dientes largos y puntas redondas, ya que penetran profundamente en el pelaje y ayudan a desenredar y eliminar los nudos sin maltratar la piel del minino.

Elimina los nudos del pelo

En muchas oportunidades, será imposible evitar la formación de nudos. Si la rutina de cepillado no dio frutos, deberás quitarlos empleando métodos poco convencionales (cuidando que el pelo del gato esté seco):

  • Prueba con un acondicionador en seco. Así, el pelo estará más suave durante el cepillado. Estas cremas neutralizan las cargas eléctricas de la piel y reemplazan los aceites naturales facilitando el desenredado. Hay muchos productos en el mercado que te ayudarán a desenredar el nudo.
  • Si los resultados siguen siendo infructuosos, no te queda más remedio que cortar el nudo. El problema con esta práctica es que el pelaje del minino crecerá de manera irregular y tomará tiempo emparejarlo.
  • Si son nudos individuales o hay varios nudos dispersos, puedes utilizar una tijera pequeña y fina. La forma más segura de cortar el enredo de pelo es levantar el nudo con el peine y usarlo como barrera de protección.
  • Si son demasiados los nudos del pelo o se encuentran muy cerca de la piel del gato, lo más conveniente es rasurar todo el pelaje con ayuda de un servicio profesional.

Tomar una decisión oportuna evitará males mayores a futuro. Cuando el gato esté libre de nudos, podrás afinar su rutina de higiene para mantenerlo libre de enredos.

Diseña una alimentación equilibrada para un pelo sano

El pelo seco y sin brillo es señal inequívoca de que tu gato no ingiere los nutrientes necesarios. Estas alteraciones pueden provocar también la presencia de caspa y el inicio de las alergias. Todo se complica si es época de muda.

Una alimentación equilibrada contribuye a la buena salud capilar y ayuda al felino a mantener una piel sana, su pelaje recobrará el brillo pedido, se hidratará apropiadamente y, poco a poco, volverá a lucir su belleza original. Para ello:

  • Verifica que la dieta de tu gato tenga proteínas de alta calidad.
  • Asegúrate de que el minino ingiera suficientes ácidos grasos esenciales, como omega 3 y omega 6.
  • Incorpora complementos dietéticos apropiados (vitaminas A, C, E; complejo B; zinc y biotina). Estos nutrientes son fundamentales para la salud de la piel y el pelo de los felinos.

Trata de incluir el pescado fresco en la dieta (al menos, una vez a la semana). El salmón y el atún crudo se convertirán en tu mejor aliado para un pelo sano y brillante. También hay piensos que ayudan al minino a eliminar las bolas de pelo tragadas. En caso de dudas, consulta con tu veterinario de confianza.

Después de todo este estrés, bien vale un premio y un buen mimo para tu querido minino. Recompénsalo después de su rutina de belleza con su golosina favorita.

Sobre el autor

Vanessa Galán