Gestión de la soledad: la noción del paso del tiempo en perros y gatos

Casi sin percatarse, los humanos establecen su rutina para cumplir con sus obligaciones y los animales en casa las adoptan, sobre todo, los canes. Ellos están conscientes de esos periodos de ausencia. Sienten cuando se acerca la hora del regreso, cuando toca el tiempo del paseo y la comida, etc. ¿Acaso los perros tienen noción del tiempo?

Reloj biológico animal
Noción del tiempo en las mascotas - 123RF

¿Los perros tienen noción del tiempo?

El concepto del tiempo es una medida exclusiva de los humanos. Contar los segundos, sumar los minutos, distribuir las horas del día y organizar las semanas les permite trabajar por sus planes de vida y cubrir todas sus necesidades básicas. Esta organización se extiende en meses y años permitiendo a las personas hacer planes a largo plazo.

Ni los perros ni los gatos pueden seguir el paso del tiempo, pero no viven completamente al margen del concepto. Todos los organismos vivientes están regidos por sus propios ritmos biológicos: dependen de sus horarios internos para cumplir con todas sus actividades diarias, como comer, dormir, jugar o esperar que un ser querido regrese a casa.

Los animales sincronizan sus actividades diarias en función a factores ambientales, como la cantidad de luz que hay en el ambiente. Este es uno de los principales parámetros que definen su día a día.

Los ritmos biológicos en los organismos vivos

Las oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo conforman un ritmo que se origina como respuesta a los cambios cíclicos del entorno de los animales. Todos los organismos vivientes muestran algún tipo de variación fisiológica asociada con un cambio ambiental periódico, como el paso del día a la noche, las fases lunares y las estaciones del año.

Dependiendo de su duración, se establecen los ritmos circadianos, los cuales duran 24 horas. Asimismo, los ritmos infradianos (mayores de 24 horas) y los ultradianos, que duran menos de 20 horas. También se han identificado los ritmos circamareales, que duran cerca de doce horas y son característicos de las especies costeras.

Los más comunes son los ritmos circadianos (los que dirigen las actividades diarias de las especies vivas). Su estudio ayuda a identificar los patrones de sueño, de alimentación y todas las actividades intrínsecas de los animales, como la regeneración celular y la actividad cerebral.

Los cambios que se presentan en la luz y la temperatura ambiental a lo largo del día representan los principales factores que sincronizan el ritmo circadiano de los animales.

El reloj biológico en el comportamiento animal

También se han identificado ritmos biológicos de muy baja frecuencia, como los ritmos circalunares (que duran aproximadamente 29 días y que están relacionados a la menstruación y la reproducción animal).

Existen ciclos más largos que determinan los ritmos circanuales (365 días) para describir comportamientos como la migración, la hibernación o la reproducción estacional. En estos casos, se habla del reloj biológico que impulsa a los animales a repetir ciertos comportamientos (aun cuando se encuentren en cautiverio).

Este reloj interno cumple un papel fundamental en el control de los ritmos biológicos y permite a los organismos medir el paso de su tiempo, integrando la información que reciben del medioambiente con el fin de anticipar eventos predecibles.

Es así como los canes conocen cuando su dueño vuelve a casa. Por eso lo esperan en la puerta. También se aparecen con la correa en la boca cuando toca el paseo diario o alborotan la caja de juguetes a la hora del juego.

Los ritmos circadianos en los perros y gatos

La cronobiología es la disciplina de la biología que se encarga del estudio de los eventos relacionados con el tiempo. Entre los principales factores que se tienen en cuenta en este tipo de estudio destacan la variación diaria en la temperatura corporal y la actividad motora.

Se han realizado muchos estudios con los canes para evaluar los ritmos circadianos relacionados al sueño y sus estados de vigilia. Estas evaluaciones toman en cuenta no solo la edad, sexo del animal o el tamaño asociado a la raza; sino también su estilo de vida (campo o ciudad).

La extraordinaria percepción sensorial de los canes a través del sentido del olfato les permite medir el paso del tiempo y sincronizar sus horarios internos. Los perros se acostumbran al olor de sus dueños y, en su ausencia, perciben como va disminuyendo hasta llegar a un valor mínimo. Ese valor es el que asocian con la hora de su retorno.

En el caso de los gatos, la literatura no es tan abundante. Sin embargo, las conclusiones confirman su marcada actividad nocturna, además de la capacidad felina de resincronizar sus horarios internos para adaptarse a los cambios de su medioambiente (ciclos de luz cambiantes). ¿Tienen noción del tiempo real? Difícil decirlo.

Gestión de la soledad en los animales domésticos

En mayor o menor medida, los animales de compañía perciben el paso del tiempo, al menos a su manera. Algunos de ellos superan las ausencias y los momentos de soledad de la mejor forma. Otros no tienen tanta suerte y pueden llegar a desarrollar ansiedad por separación. Ayudarlos a superar esa sensación es obligación de sus dueños.

Una gestión efectiva de la soledad y manejo del tiempo evitará que las mascotas desarrollen estados de ansiedad en soledad que puedan generar comportamientos agresivos o destructivos. En caso de ausencias prolongadas durante el día, es importante tomar ciertas decisiones.

  • Dejar los juguetes a su alcance y variar el juego diario. Incluir juguetes que produzcan ruidos y estimulen sus sentidos.
  • Definir un espacio amplio para que puedan desplazarse con libertad. Basta con dejar abierta las puertas de las habitaciones que el perro puede visitar y mantener lejos de su alcance los objetos con los cuales no tenga permitido jugar.
  • Estimular su olfato dejando escondida alguna recompensa comestible es otra actividad que el can apreciará. Hay pelotas especiales para canes que permiten la introducción de snacks para mantenerlos entretenidos por mucho tiempo.
  • Algo de música ambiental nunca está demás. También se puede programar el televisor para darle acceso a la programación especial de DogTV.
  • Darles un compañero. Tener otro animal en casa es otra gran alternativa. Así, siempre se harán compañía.

Acompañar a las mascotas cuando tienen ganas de jugar los hará sentirse queridos. Se recomienda que los dueños programen las horas del juego y de paseo en función de unos horarios que sepan que pueden cumplir. Esto promoverá que los perros se adapten a la rutina diaria de la mejor manera.

Sobre el autor

Vanessa Galán