¿Tu perro o gato te quiere solo porque le alimentas?

¿Alguna vez te has preguntado si tu perro te quiere por interés? ¡No estás solo! Esta ha sido una de los grandes interrogantes de los amantes de los animales. Por fortuna, varios investigadores del comportamiento canino y felino se han hecho la misma pregunta y hoy pueden resolver la polémica con la neurociencia como herramienta.

Amor verdadero
Cómo saber si tu perro te quiere - 123RF

¿Tu perro te quiere por interés?

Los canes son leales, obedientes y alegres. Si tienes un cachorro o perro adulto en casa, ya sabrás que muestran su afecto cuando mueven la cola o te dan un lametazo. Pero, ¿realmente son capaces de sentir amor por las personas o solo están con ellas por los mimos y golosinas?

En los últimos años, se ha especulado mucho sobre el tema de los perros y sus emociones. Lo cierto es que, si los caninos son capaces de estresarse, sentir miedo, ansiedad por separación, estrés o aburrimiento; ¿por qué dudar de su capacidad de amar?

El Dr. Gregory Berns ha tratado de responder si tu perro te quiere por interés. La respuesta está en su libro How dogs love us: a neuroscientist and his adopted dog decode the canine brain (literalmente, "Cómo nos aman los perros: un neurocientífico y su perro adoptado decodifican el cerebro canino") y hoy te contaremos un poco sobre ello.

El pensamiento canino en imágenes de resonancia magnética

El Dr. Gregory Berns es un distinguido neurocientífico de la Universidad de Emory, Atlanta. Antes de publicar su libro estrella, dedicó más de dos décadas al estudio del cerebro canino usando imágenes por resonancia magnética o IRM.

El primer reto que enfrentó el investigador de la universidad durante el estudio fue cómo obtener la colaboración de los canes durante el escáner cerebral, es decir, lograr que se quedaran quietos el tiempo suficiente para poder capturar imágenes fiables.

Para facilitar la tarea, construyó un simulador en el sótano de su casa. Así, podía entrenar a uno de los perros de la familia. La idea era acostumbrar a su mascota al escáner, de manera que se sintiera lo suficientemente relajado como para poder conseguir imágenes útiles del cerebro canino.

Después de muchos intentos, su perro decidió colaborar. En una segunda fase, usó el mismo entrenamiento en 90 perros diferentes. Esto le dio una base lo suficientemente fuerte como para obtener conclusiones útiles. Todos los perros respondieron positivamente al entrenamiento.

Antes del estudio de Berns, el mundo científico debatía intensamente sobre el origen de las muestras de afecto de los caninos. El investigador y médico veterinario Fred Metzger, colaborador de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, formaba parte de los escépticos del amor de los perros.

 

El experimento sobre el amor canino en detalles

El experimento de Berns se centró en comparar la reacción cerebral de los perros ante distintos estímulos. En unos casos, empleó alimentos y golosinas como estímulos positivos. En otros, elogios y mimos.

Durante el experimento, la mayoría de los perros tuvo la misma respuesta en ambos casos, es decir, ante los elogios y la comida. Un 20 % de ellos incluso mostró una respuesta más efusiva ante los elogios.

El estudio también concluyó que los perros no solo identifican la cara de los humanos como un elemento importante para ellos, sino que ya nacen con la predisposición de centrarse en sus rostros para incrementar la comunicación entre especies.

Con este estudio se puede concluir que los perros aman a sus dueños por sus mimos y muestras de afecto tanto o más que por la comida que reciben de ellos.

 

Desde que el primer perro decidió colaborar con la investigación de Berns, se abrieron las puertas para conseguir pruebas irrefutables sobre el amor canino.

¿Cómo reconocer las muestras de afecto de tu perro?

Los canes se adaptan muy bien a la vida en familia. Además de ser capaces de demostrar su afecto con efusividad, los perros entienden las muestras de amor de sus dueños y actúan para hacerles saber que son correspondidos. ¿Qué hace tu perro para demostrarte que te quiere?

  • Te da lametazos para expresar su alegría.
  • Mueve la cola cuando le hablas o lo miras.
  • Te recibe con entusiasmo cuando llegas a casa.
  • Te espera para jugar con sus juguetes favoritos.
  • Te protege, te cuida y te reconforta en todo momento.
  • Te persigue y quiere participar en todas tus actividades.
  • El perro te mira y se siente tan relajado como para sonreír.
  • Te da la impresión de que tu perro parece escucharte con atención.
  • Duerme a tu lado porque, para él, eres una fuente de calor y seguridad.
  • Persigue tu olor. Le gusta tumbarse o dormir en zonas impregnadas con tu olor.

Como ves, solo hay que prestar un poco de atención para determinar que tu perro realmente te ama. Si hace una o más de estas cosas, su conexión contigo es muy especial.

Si sacas a tu perro a pasear lo suficiente, también habrás notado que parece presentarte a otras personas o animales. Cuando lo hace, te envía una señal de amor. Con ello te muestra que se siente orgulloso de ti y de su relación contigo. Prácticamente, le grita al mundo que eres su humano preferido.

¿Qué hay de los gatos? Las muestras de afecto de los mininos

Si bien es cierto que los gatos son animales independientes y menos efusivos, al menos si los comparamos con los perros, también saben demostrar su amor. Puede que sus señales de afecto sean más sutiles, pero son igual de significativas y contundentes:

  • Te mordisquea suavemente.
  • Te mira y parpadea lentamente.
  • Frota su cabeza contra tu cuerpo.
  • Salta para tumbarse en tu regazo.
  • Te da pequeños lamidos entre los dedos.
  • Parece amasar tu cuerpo con sus patitas.
  • Ronronea intensamente para que lo levantes.
  • A veces, te trae un regalo después de sus paseos diarios (una hoja, un insecto, etc.)

¿Has notado que tu gato mueve la cola? Aunque puede hacerlo para ganar equilibrio, saltar, cazar, pensar o concentrarse; también es una manera de decirte que te quiere.

Por lo general, los mininos levantan su colita y contraen ligeramente la punta como muestra de afecto. Si, además, se acerca a ti alardeando de su encanto y roza su cabeza entre tus piernas, ¡envía una señal de amor inequívoca!

¿Estás interesado en descubrir qué otros misterios esconde el cerebro de tu mascota? No dejes de ver nuestra sección de actualidad. Te decimos todo lo que debes saber sobre el mundo animal para que puedas fortalecer tu relación con ellos.

Sobre el autor

Vanessa Galán