Persa

¿Quién no conoce al majestuoso gato persa? Con su melena de león, es sin duda el más famoso de los gatos. ¡Y además es la raza más presente del mundo!
Su aspecto bonachón delata su carácter tranquilo y plácido. ¿Qué es lo que más le gusta? Las caricias y las siestas, bien calentito.

Persa Seguro Gatos Santevet
Persa | SantéVet - 123rf

Documento de identidad

Tamaño del macho30 cm
Tamaño de la hembra30 cm
Peso del macho4-7 kg
Peso de la hembra4-6 kg
ColorSe aceptan todos los colores
PelajeLargo en todo el cuerpo, denso; subpelo abundante
Esperanza de vida12-15 años
Riesgo de enfermedadesProblemas respiratorios, patología/infección urinaria, enfermedad cardíaca, obesidad, diabetes, cálculos dentales
HigieneCepillado diario y limpieza de los ojos

Orígenes del gato persa

A pesar de su nombre, que evoca el antiguo Imperio persa (actual Irán), el gato persa es un gato anglosajón.
Los primeros gatos persas descendían en efecto del angora turco, un gato de pelo largo procedente de Oriente Medio. Pero el persa que conocemos hoy, según el estándar de la raza, nació en Gran Bretaña a finales del siglo XIX.

A saber: el cruce del British Shorthair con el Persa dio lugar al British Longhair.

Carácter del gato persa

Esta bola de pelo tiene un carácter acorde con su morfología: ¡suave y redondo! Muy cariñoso, el persa reclama abrazos con regularidad. Trátelo con dulzura, ya que no le gustan los empujones.
A este gato, más que a ningún otro, le gusta la rutina y los hábitos. El cambio y la agitación (mudanzas, tener un hijo, separarse, etc.) no le gustan demasiado.
Este gato es muy tranquilo pero, aun así, sabe lo que quiere y es necesaria una buena educación. Muy apegado a sus dueños, solo tiene ojos y ronroneos para ellos.

El dueño ideal para un gato persa

¿Un gato persa en un piso?

Gato de piso por excelencia, es muy discreto y fácil de vivir con él. No le gustan los ambientes agitados y la tranquilidad es mejor para su estilo de vida.
Este gato se lleva bien con los niños, siempre que no esté en medio de los gritos. También hay que tener cuidado de no pensar en él como un peluche y evitar cogerlo si no tiene ganas.
Su carácter independiente hace que pueda sobrellevar bien la soledad si usted está ausente durante el día.
 

¿Qué actividades son adecuadas para un gato persa?

Su pequeño lado perezoso a veces da paso a algunas sesiones de juego. Los juguetes para gatos son ideales para estimular a su persa: ratones de felpa, bolas de papel arrugado, árboles para gatos, rascadores, etc. Estas actividades le ayudan a mantenerse en forma.
 

Características físicas del gato persa

El persa es una raza conocida sobre todo por su pelaje y su hocico aplanado. Cabe señalar que esta última característica se ha desarrollado a veces en exceso en algunos sitios de cría.
El resultado: la nariz aplastada y los ojos llorosos del persa pueden provocar problemas de salud en este gato. Preste atención a la calidad de la cría que elija...

El pelaje del gato persa

Entre los gatos de raza, su pelaje es el más largo: 10 cm de media. Con una longitud de pelo que puede doblarse a la altura del cuello. A veces tiene mechones de pelo entre los dedos y en la punta de las orejas.

A saber: se aceptan todos los colores de pelo; ¡actualmente hay 200 variedades de gatos persas!


El tamaño y el peso del gato persa

Este gato de tamaño medio a grande tiene una silueta rechoncha. Mide unos 30 cm de largo y pesa hasta 7 kg.

La cabeza del gato persa

Este gato tiene una cabeza redonda y bastante imponente. Las orejas y el hocico son redondos, con una nariz aplastada.
 

Cuidado del gato persa

El aseo del gato persa

El pelaje muy espeso del persa requiere un cepillado diario con un cepillo o peine especial. Descuidar su cuidado llevaría a la formación de enredos y nudos...
Durante la muda, cuando su pelo muerto cae en abundancia, el ritmo de cepillado se acentuará.

Consejo de SantéVet: si el pelo de su persa está demasiado enmarañado y no puede quitarle los nudos, pida cita a un peluquero o incluso a su veterinario en lugar de hacer sufrir al animal. Y si tiene que cortarle el pelo de su gato o esquilarlo, ¡que no cunda el pánico! El pelo vuelve a crecer muy rápidamente.

Deberá limpiarle los ojos cuando sea necesario, con ayuda de productos veterinarios adecuados.
Vigile también la aparición de sarro en los dientes y prevea una eliminación del mismo si fuera necesario.

La alimentación del gato persa

Un gato que no hace mucho ejercicio puede ser propenso a la obesidad. Vigile las raciones y evite los alimentos grasos.
Se recomiendan las croquetas de buena calidad y una alimentación húmeda. Consulte con su veterinario para adaptar las raciones. Y lea este artículo para saber cuántas veces al día debe alimentar a su gato. >>>

A saber: cuando se acicala, el persa se traga el pelo... ¡y escupe bolas de pelo!

 

Enfermedades del gato persa: problemas respiratorios

El gato persa es un gato de salud frágil debido a su hocico aplastado. Pueden aparecer problemas respiratorios, incluidas inflamaciones de la nariz o la garganta.
 

Otras enfermedades del gato persa

Las enfermedades genéticas

El gato persa puede ser propenso a la cardiomiopatía hipertrófica, que es un trastorno del miocardio (patología cardíaca).

Las infecciones urinarias

También puede sufrir enfermedades o infecciones urinarias o desarrollar cálculos urinarios, especialmente los gatos esterilizados.

La diabetes animal

Diabetes = hiperglucemia crónica relacionada con un trastorno del metabolismo de la glucosa (como en los humanos).

Atención: el seguro médico para mascotas de SantéVet le reembolsa el tratamiento de la diabetes en perros y gatos.

El sarro dental

Puede que sea fácil cepillarle los dientes a un perro, ¡pero a un gato es otro tema! ¡Especialmente cuando no le gusta que lo manipulen! En caso de duda, su veterinario le dirá si es necesaria una eliminación del sarro, bajo anestesia general.

SantéVet
¡Juntos cuidamos de su mascota!