¿Cómo limpiar y curar una herida de tu gato en casa?

Los felinos, como muchas mascotas, son criaturas inquietas e independientes que pueden caerse o lesionarse en cualquier momento. Por eso es importante aprender cómo limpiar y curar las heridas de los gatos. Con los conocimientos apropiados, podrás ayudar a tu minino a sanar o prevenir una complicación antes de su cita con el veterinario.

Cómo curar en casa las heridad de mi gato
Curar heridas en el gato - 123RF

¿Cómo saber si tu gatito está herido?


Los gatos disfrutan de una libertad y autonomía muy característica. Eso los hace propensos a lesiones que no siempre están a la vista. Por fortuna, saben cómo indicar a sus dueños que algo no va bien. Un felino herido:

 

  • Tiene problemas para saltar
  • Se esconde más de la cuenta
  • Cojea o camina con dificultad
  • Se niega a comer o pierde el apetito
  • Reacciona con miedo al tacto o a los mimos
  • Se lame una parte del cuerpo con insistencia


Leer el estado de ánimo de tu gatito también te ayudará a evaluar su estado de salud. Los felinos suelen retraerse cuando no se sienten bien. Podrían tomar una actitud defensiva, dejar de jugar o no acercarse a sus dueños.

Consejo:

El veterinario es el único que puede ayudarte a determinar qué hacer ante cualquiera de estos síntomas. Si tu gatito tiene alguna dolencia, ¡no dudes en llamarlo!

¿Cuáles son las lesiones y heridas más comunes en los gatos?


Los mininos son felices explorando el mundo. Además de dar largos paseos, juegan con otros gatos, saltan o se esconden en lugares pequeños y de difícil acceso. Por lo general, sus aventuras tienen un final feliz. Pero, en ocasiones, podrían volver a casa con más que un arañazo:

  • Uñas rotas
  • Mordeduras
  • Heridas abiertas
  • Esguinces por un mal salto
  • Lesiones en los ligamentos


Cuando hay arañazos, cortes o heridas abiertas; lo más importante es limpiar la zona para prevenir infecciones. Esto te ayudará también a evaluar la gravedad de la lesión. Un corte pequeño se puede tratar en casa. Si te encuentras con una herida abierta, es mejor que acudas al veterinario.

 

¡No uses agua oxigenada para curar las heridas de tu gato! Su fórmula es demasiado abrasiva para ellos.

 

Primeros auxilios gatunos: ¿cómo curar una herida en casa?


Si tu gato vuelve a casa con una lesión o corte, lo primero que debes hacer es limpiar toda la zona para eliminar los restos de suciedad. Actuar rápido te permitirá prevenir una infección y evaluar su nivel de dolor:

 

  • Limpia la herida con una gasa esterilizada y suero fisiológico. También puedes lavarla con agua y jabón para luego desinfectarla.
  • Asegúrate de que no haya objetos incrustados en la herida. Si hay restos de cristal o metal, acude al veterinario después de limpiar la zona.
  • Si tu gato es de pelaje abundante, puedes recortar el pelo con un par de tijeras para tener mayor visibilidad. Solo, ¡ten cuidado!
  • Para desinfectar la herida, diluye una parte de yodo en diez partes de agua. Empapa una gasa nueva con la solución y limpia toda la zona.
  • Toma una foto de la lesión para enviarla al veterinario. Si el corte es pequeño y poco profundo, te dará algunas indicaciones para curar la herida en casa, como pomadas veterinarias o antibióticos preventivos.
     

Cuando tu veterinario de confianza haya confirmado que no hay nada que temer, podrás pasar al segundo paso: cuidar de tu gatito en casa.

 

Consejo:

Ante una herida muy profunda, es preferible que acudas al veterinario. Las heridas abiertas demoran en cicatrizar. Por ende, el riesgo de infección es mayor.

¿Cómo limpiar la herida de esterilización de un gato?


Una herida quirúrgica necesita de cuidados especiales porque involucra anestesia, suturas y medicamentos antes, durante o después de la intervención.


Limpia la herida quirúrgica con suavidad. Cuida que los movimientos sean desde dentro hacia fuera para evitar posibles infecciones.


No dejes que el gato se lama o rasque la herida quirúrgica, ya que podría arrancarse los puntos de la sutura o infectarse, especialmente si tiene lombrices.


Usa cada medicamento bajo las indicaciones del veterinario. Es posible que se necesiten analgésicos, antiinflamatorios o antibióticos para acelerar el proceso de desinflamación y cicatrización de la herida.


La parte más difícil de cuidar un gato en casa será limitar sus actividades cotidianas. Dejarlo salir a pasear o jugar con otras mascotas no es una buena idea por los momentos. Es preferible que descanse por una o dos semanas. Los movimientos bruscos podrían provocar que la herida se abra.

Consejo:

Puedes preguntarle a tu veterinario si hay algún remedio casero que acelere la cicatrización de la herida. La pasta de azúcar, por ejemplo, es conocida por sus propiedades antibacterianas. Además de mantener las bacterias a raya, repele la humedad y promueve la regeneración de las células dañadas.

Consejos para cuidar de un gatito herido

Las heridas quirúrgicas, cortes y arañazos comparten, en esencia, los mismos cuidados en casa:

  • Acondiciona un espacio para que tu gato descanse.
  • Mantén limpia la herida siguiendo las indicaciones del veterinario.
  • Si tienes otras mascotas en el hogar, aísla al gatito herido para evitar que lo laman o lastimen durante el juego.
  • No cubras la herida. A menos que el veterinario indique lo contrario, es preferible que se seque al aire libre.
  • Evita que el gato se lama a sí mismo. Las lamidas retrasan el proceso de cicatrización de las heridas. Lo mejor será proteger la zona.
     

¿Cómo proteger la herida de un gato?


Proteger las heridas de tu gato de sus lamidas y mordiscos será todo un reto. Puedes usar un collar isabelino para evitar que tenga acceso a la zona. Los corsés también son una opción. El vendaje, en cambio, no suele ser muy efectivo porque tu mascota podría encontrar la manera de quitárselo.
 

¿Cuánto tarda en cicatrizar la herida de un gato?


El proceso de cicatrización de heridas normales, como un arañazo o corte poco profundo, dura de siete a 14 días. Ahora bien, una herida quirúrgica suele tardar más que eso en cicatrizar. Dependiendo del tipo de sutura, podría llevar hasta 30 días.
 

¿Cómo saber si la herida de mi gato está infectada?


Con los cuidados apropiados, las heridas quirúrgicas, cortes y arañazos sanan sin problema alguno. Sin embargo, una baja en el sistema inmune del felino podría hacerlo más propenso a tener una infección. Lo mismo sucedería con las heridas abiertas: como tardan más en cicatrizar, quedan expuestas a las bacterias.


Cuando una herida se infecta, aparecen algunas señales de alarma, como enrojecimiento o hinchazón en la zona, ardor, mal olor y secreciones. El gato también podría entrar en un cuadro febril, incluso si los demás síntomas no aparecen.


Si notas una o más de estas señales en tu mascota, acude al veterinario de emergencia. Es posible que necesite antibióticos.
 

Sobre el autor

Vanessa Galán