La esterilización de nuestras mascotas: una decisión responsable

Una de las decisiones que tendremos que abordar de forma racional y coherente cuando adoptemos a nuestro perro o gato es la esterilización o castración para evitar que aparezcan patologías y conductas indeseadas y contribuir en la lucha contra la lacra del abandono animal.

Esterilización perro y gato
Esterilización perro y gato - 123RF

Esterilización y Castración: dos formas de evitar la fertilidad.

La esterilización es una intervención quirúrgica que conduce a evitar la fertilidad sin extirpación de las gónadas (ovarios en hembras y testículos en machos) por lo que la actividad sexual seguirá estando presente.

  • En machos, la esterilización se realiza por medio de la vasectomía que consiste en la ligadura de los conductos deferentes con lo que se impide la llegada de los espermatozoides a la uretra y el pene.
  • En las hembras, la esterilización se lleva a cabo por una histerectomía con la extirpación del útero y los cuernos uterinos.

La castración es la intervención quirúrgica que logra la infertilidad con la extirpación de las glándulas sexuales. En las hembras se realiza una ovariohisterectomía (eliminación de ovarios, útero y cuernos uterinos) y en machos la castración se lleva a cabo con la orquiectomía (extirpación de testículos).

En la mayoría de los casos, la recomendación de los veterinarios será la de realizar la ovariohisterectomía en hembras y la orquiectomía en machos ya que con ello se logra eliminar conductas indeseadas y enfermedades asociadas al aparato reproductor.

Es una intervención quirúrgica

Estamos hablando en todo momento de una intervención quirúrgica de rutina que requiere anestesia general y por ello existe un riesgo que se debería reducir realizando un estudio preoperatorio.

Recuperación rápida

En los machos la cirugía será menos compleja y en 24-48 horas suelen estar haciendo vida normal, mientras que en hembras implica el abordaje a cavidad abdominal y su recuperación salvo que se haga por técnica laparoscópica o abordaje costal en gatas, suele ser algo más prolongada (no más de una semana).

No suelen requerir ser hospitalizados

Solo son necesarias unas horas de recuperación y saldrán caminando en caso de los perros/as y despiertos en sus transportines los felinos. El veterinario nos pautará un tratamiento antibiótico, y analgésico/antiinflamatorio para los siguientes días y las revisiones y retirada de sutura si así lo requiere.

¿Cuándo realizar la intervención?

El momento en el que se debe de realizar la esterilización /castración depende de varios factores, pero como norma general en las perras antes del primer celo (en razas pequeñas suele ser alrededor de los 6-7 meses) y en los perros cuando hayan descendido los testículos a la bolsa escrotal, dando de margen hasta el año de edad para ello. Hay que tener en cuenta que la especie canina de raza grande alcanza la madurez sexual y su desarrollo completo más tarde.

En los felinos, la edad óptima para la castración será alrededor de los 6-7 meses de edad, aunque suelen ser los mismos propietarios que ante el cambio de conducta de sus gatos acuden preocupados a la clínica veterinaria.

Ventajas de la esterilización/castración de nuestras mascotas

1.Evita conductas indeseadas:

En perros macho la castración va a reducir la agresividad por su conducta territorial hacia otros perros y personas y la posibilidad de fuga en búsqueda de hembras en celo o marcaje territorial.
En perras evita la pseudogestación o embarazo psicológico que provoca desórdenes conductuales.
En gatos machos y hembras, la castración impide que haya marcaje con orina y heces, maullidos incontrolados, fugas y comportamientos agresivos en algunos casos.

2.Reduce la probabilidad de aparición de enfermedades.

En las perras los tumores de mama tienen una probabilidad del 0.5% de aparición si se esteriliza antes del primer celo, del 8% esterilizándola pasado éste y del 20% si la esterilización se hace tras el tercero.
Así mismo, las infecciones uterinas con posibles endometritis, endometriosis y piómetras que son causa de intervención quirúrgica urgente en muchas ocasiones, se podrían haber evitado con la ovariohisterectomía.
La pseudogestación en perras que provoca galactorrea (producción de leche), que puede ser causa de dolorosas mastitis.
Los tumores de glándulas mamarias malignos son la tercera causa de cáncer en gatas que no han sido esterilizadas o que fueron intervenidas tardíamente.
En perros la castración evitará que aparezcan tumores testiculares, hiperplasia de próstata causando prostatitis, quistes y tumores prostáticos.

3.Evitar gestaciones accidentales

Puede que nuestra perra se quede preñada de forma accidental si no hemos tenido la suficiente precaución y no sólo es un riesgo para ella, por posibles complicaciones durante la gestación y el parto, sino que la camada resultante puede ser un conflicto serio para asegurar una adopción adecuada.

Inconvenientes de la esterilización.

Cuando castramos a nuestra mascota, tenemos que saber que su metabolismo tiende a ralentizarse y podrá coger peso de más. Nuestro veterinario nos asesorará para hacer un cambio de alimentación adecuado y nos aconsejará que no descuidemos el ejercicio y la actividad física de nuestro animal para evitar que engorde excesivamente.
Se han descrito casos de perras que, tras la ovariohisterectomía, han comenzado a tener incontinencia urinaria y en perros de razas grandes que se han esterilizado precozmente, la aparición de algunos problemas osteoarticulares.

En cualquier caso, la esterilización química que sería una opción alternativa en perros, si bien logra la infertilidad por un periodo de tiempo, no es una solución preventiva en enfermedades del aparato reproductor.
 

La esterilización es un acto de responsabilidad hacia nuestra propia mascota y también porque con ello contribuimos a frenar la lacra del abandono animal que seguimos sufriendo en nuestro país.

 

Sobre el autor

Paz Belinchón