Estos son los alimentos prohibidos para perros que debes evitar

Existen ciertos alimentos que pueden resultar tóxicos e incluso mortales para los perros. Desde el chocolate o los frutos secos hasta la cebolla, es fundamental conocer cuáles son estos alimentos y cómo pueden afectar a nuestro fiel amigo. Esta guía te ayudará a evitar una posible intoxicación y a fomentar una dieta más segura y beneficiosa para su salud.

Identificación de alimentos tóxicos para perros

La identificación de los alimentos malos para perros es un paso crucial para garantizar su bienestar. Hay alimentos que pueden parecer inofensivos para los humanos, pero que pueden ser peligrosos o incluso mortales para nuestros amigos caninos.

El chocolate, por ejemplo, contiene una sustancia llamada teobromina que los perros no pueden metabolizar de manera eficiente. El consumo de cacao por parte del animal puede llevar a síntomas graves como vómitos, diarrea y convulsiones. 

Las uvas y las pasas, por su parte, pueden causar insuficiencia renal en los perros. Y el alcohol y la cafeína son otros dos elementos que deben evitarse, ya que pueden tener efectos tóxicos en el sistema nervioso central y cardiovascular de los perros (especialmente el alcohol).

Estos son los alimentos prohibidos para perros que debes evitar © Shutterstock

Por qué algunos alimentos son veneno para los perros

La toxicidad de algunos alimentos para los perros radica en su incapacidad de digerir o metabolizar ciertas sustancias contenidas en estos alimentos. 

Por otro lado, algunos alimentos contienen compuestos químicos o sustancias que son directamente tóxicas para tu mejor amigo.

Además, hay alimentos que, aunque no son tóxicos en sí mismos, pero que originan problemas de salud en los perros si se consumen en exceso o de manera inapropiada. Un ejemplo de esto son los huesos, que pueden causar obstrucciones o lesiones en el tracto gastrointestinal de los perros.

Señales de intoxicación alimentaria en perros

Los síntomas de intoxicación alimentaria en perros pueden ser difíciles de detectar, ya que pueden variar dependiendo del tipo de alimento consumido y la cantidad ingerida. Sin embargo, existen algunos síntomas generales a tener en cuenta.

Los síntomas físicos más comunes incluyen vómitos, diarrea, pérdida de apetito, dificultad respiratoria y letargo. También es frecuente la fiebre y los temblores incontrolables. En casos más graves, el perro suele mostrar debilidad, dolor abdominal al tocarle, hemorragias internas y un cambio en el color de las mucosas.

Además, el comportamiento del perro también cambia en casos de intoxicación, pareciendo desorientado o adormecido. Si detectas alguno de estos síntomas, te aconsejamos que consultes a un veterinario.

Estos son los alimentos prohibidos para perros que debes evitar © Shutterstock

Comida casera: lo que pueden y no pueden comer

A la hora de preparar comida casera para tu mascota, debemos tener en cuenta los alimentos que son seguros y beneficiosos para ellos:

  • Carnes magras como el pollo o pavo, siempre cocinadas y sin hueso (el hueso puede quedarse atrapado en el esófago).
  • Ciertos vegetales como las zanahorias y las espinacas.
  • Cereales como el arroz integral.

Por otro lado, la lista de alimentos perjudiciales para perros es extensa:

  • Alimentos ricos en sal, ya que en exceso puede provocar problemas de salud.
  • Ciertas frutas y verduras, como el aguacate y las cebollas.
  • Alimentos con alto contenido de azúcar y grasa, que pueden provocar obesidad y otros problemas de salud.

Además, es importante tener en cuenta que la comida casera debe estar balanceada y ser completa para que nuestro perro reciba todos los nutrientes que necesita. 

¿Pueden los perros comer frutas y verduras?

Sí y no. Vemos a continuación cuáles de estos alimentos son buenos y cuáles no:

Frutas que pueden ser mortales y envenenar a tu perro

Aunque en general las frutas son una fuente de vitaminas y fibra, algunas contienen sustancias tóxicas para los caninos y pueden causar problemas de salud graves. 

  • Aguacate: contiene persina, una sustancia fungicida que resulta tóxica para los perros y que se encuentra en todas las partes del fruto. 
  • Uvas y pasas: son especialmente peligrosas, ya que pueden causar insuficiencia renal en los perros.
  • Cerezas: las semillas contienen cianuro, una sustancia venenosa.
  • Cítricos: la naranja, por ejemplo puede causar malestar gastrointestinal en grandes cantidades.
  • Nueces de macadamia: pueden causar debilidad, vómitos, fiebre y temblores en los perros.

Verduras que tu perro puede y no puede comer

Al igual que con las frutas, no todas las verduras son seguras para nuestra mascota. Según los estudios, algunas contienen elementos tóxicos que pueden afectar a su salud:

  • Verduras seguras: entre las verduras que puede consumir tu mascota, destacan las zanahorias, que son bajas en calorías y ricas en vitamina A y fibra, y el calabacín, que es bajo en calorías y alto en fibra. 
  • Verduras prohibidas: en cambio, existen verduras que deben evitarse, como son las cebollas y los ajos, que contienen tiosulfato, una sustancia que puede causar anemia en los perros. También hay que huir del tomate verde crudo, el perejil, el maíz, el pepino, el brócoli y el repollo. 

Alimentos comunes que pueden causar daño o diarrea en perros

A continuación, hacemos un repaso por los alimentos que más comúnmente damos a nuestros perros y no son muy beneficiosos para ellos.

¿Es el queso malo para los perros?

El queso es un elemento controvertido en la dieta de los perros. Aunque no es inherentemente tóxico para ellos, aspectos como la intolerancia a la lactosa y las alergias a las proteínas de la leche hacen que su consumo sea perjudicial para algunos perros. 

Por lo tanto, en general, los perros pueden consumir queso en pequeñas dosis, siempre y cuando no presenten ninguna intolerancia o alergia mencionada. 

Si tienes dudas sobre la tolerancia de tu perro al queso, lo mejor es consultar a un veterinario.

Riesgos de las almendras y otros frutos secos

Aunque las almendras y otros frutos secos pueden ser beneficiosos para las personas, pueden representar un riesgo para los perros. Por ejemplo, las almendras y los anacardos contienen ácido fítico, que interfiere en la absorción de nutrientes y causan daño renal y hepático a largo plazo. Además, las variedades con sal o con ajo y cebolla son tóxicas para los perros.

Igualmente, las nueces de macadamia pueden causar síntomas como vómitos, temblores, fiebre, debilidad en las patas traseras y diversos problemas gastrointestinales.

Cebolla y ajo: ¿por qué son perjudiciales para los perros?

La toxicidad de la cebolla y el ajo para los perros se debe a su contenido de tiosulfatos, compuestos que los perros no digieren correctamente y que pueden dañar los glóbulos rojos, lo que conduce a la anemia hemolítica.

Ya sea que estén crudos (dieta BARF), cocinados o en polvo, el ajo y la cebolla son peligrosos para los perros. Por lo tanto, es crucial evitar cualquier ingestión accidental o voluntaria de estos alimentos.